Las tendencias que marcarán la industria de los pagos este 2021

Andrés Obando

Head of Payment Partnerships @ Kushki

January 29, 2021

4 min read

El 2020 nos sorprendió a todos desde comienzos de año, cuando trajo consigo una pandemia mundial. Pero la sorpresa poco a poco comenzó a ser positiva para la industria de pagos digitales, ya que el número de personas en la región que realizaba transacciones en línea se duplicó, pasando de 45% a 83%, según cifras de Mastercard y Americas Market Intelligence. La explicación es simple: las cuarentenas obligaron a las personas a hacer compras de forma online, potenciando a las fintech de pagos, que crecieron exponencialmente.

Lo que pensábamos que iba a pasar este 2020 con los pagos, se aceleró tremendamente y dio paso a nuevas tendencias que los expertos prevén para este periodo:

Más pagos sin contacto

De acuerdo a un estudio de Visa a nivel internacional, un 39% de las micro y pequeñas empresas han comenzado a aceptar pagos sin contacto en el último tiempo, dejando de lado lentamente el efectivo.

Se espera que este año, el número de personas que prefiere los pagos sin contacto siga creciendo aún ya terminada la pandemia, porque ya se instaló en la población la conciencia de que es más seguro e higiénico. En ese aspecto, también ganan lugar las billeteras virtuales que se usan en los teléfonos móviles.

Las tarjetas del futuro

La seguridad en las transacciones es una preocupación cada vez más presente en los consumidores. En esa línea, la tokenización de los pagos ha ido creciendo en popularidad. Con esa tecnología, los datos de una tarjeta se transforman en un token encriptado, que cifra los números de la cuenta bajo un código numérico, garantizando así la seguridad de la compra.

En el mundo, algunas instituciones han llevado el tema más allá y han comenzado a sacar tarjetas de crédito sin números o datos, para no comprometer la seguridad del usuario. En su lugar, cuentan con un código QR en el reverso de la tarjeta, que tiene todos los datos necesarios para hacer una transacción pero de una forma más confidencial.

Pagos invisibles

En Estados Unidos ya es una realidad en algunas tiendas, como Amazon Go, que es un innovador sistema en donde el cliente se mueve por la tienda con una especie de cesta inteligente, que va procesando los códigos de los productos que ingresan al carro y los carga a la cuenta de la persona, es decir, a su tarjeta de crédito. La secuencia se concreta cuando el cliente sale de la tienda y se procesa el pago.

La predicción, según Juniper Research, estima que para 2022 este tipo de pagos va a alcanzar los US $78 billones a nivel mundial. En China, Alibaba ya tiene implementado este sistema. Europa no se queda atrás y ya cuenta con empresas lanzando pilotos de este modelo de compra.

El poder de los datos

Con cada vez más transacciones procesadas de forma online, aumentan las oportunidades de fraude. Según datos del Reporte de Ciberseguridad 2020 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los daños por delitos cibernéticos —donde se incluye el fraude— alcanzarán los US $6 mil millones en 2021. A medida que las técnicas de los hackers se van sofisticando, también deberían hacerlo nuestras formas de defensa.

Se espera que este año se comience a usar más big data, inteligencia artificial y machine learning en temas de fraude, para identificar mejor al comprador detrás de cada transacción. Según expertos, el análisis predictivo que entregan estas herramientas se está convirtiendo en una forma cada vez más efectiva para que las compañías de pago examinen sus sistemas de seguridad y cumplimiento.

El rostro como contraseña

Entre algunos de los avances más futuristas está el pago con reconocimiento facial o incluso más allá, reconocimiento de retina del ojo. Esta tecnología biométrica ya se está usando en lugares como el metro de Moscú y en tiendas de países asiáticos.

A pesar de que en Latinoamérica aún estamos lejos de llegar a esos niveles de tecnología, es un buen ejemplo de cómo la innovación en pagos puede lograr formas de transaccionar más ágiles y seguras.

Payment as a Service o PaaS

Se espera que para 2021 surjan más servicios de Payment as a Service o Paas ¿Qué significa esto? Se refiere a cuando los bancos e instituciones financieras subcontratan la tecnología y las operaciones de su plataforma de pagos, para impulsar la innovación digital, mantenerse competitivos y reducir sus costos operativos.

Entre los beneficios que los expertos destacan de este modelo son una reducción del 50% del costo al manejar procesos y el hecho de que las plataformas Paas se actualizan constantemente, versus los procesos de los bancos que lo hacen cada varios años.

Cómo podemos darnos cuenta, el efectivo cada vez es menos deseado por las personas, que se están trasladando a medios digitales más rápidos, seguros e higiénicos. __Gracias a la pandemia, el mundo ha evolucionado a distintas maneras de pagar con el menor contacto posible. Esto ha facilitado que la industria de tarjetas y las fintech tengan un crecimiento importante en el mundo y también exponencial en Latam. __

Además, se han creado nuevas tecnologías que hoy nos facilitan la compra sin necesidad de gente pagando en cajas, o de moverse de la comodidad de tu casa. Sin contar el avance en cómo proteger transacciones digitales con métodos biométricos e inteligencia artificial.

Adicionalmente, hoy en día los bancos toman a las fintech como un aliado estratégico que les ayuda a incrementar volúmenes, tener transacciones más seguras e innovar de una manera más ágil. Lo que nos lleva a pensar que estamos en un mundo que migra y migró radicalmente en estos últimos 14 meses a transacciones más rápidas y sin contacto y que seguirá evolucionando para darle más facilidades a los consumidores finales.

Would you like to keep up to date with our content? Subscribe to our mailing list.