Justo y Kushki: unidos por un sistema de delivery más integral

Magdalena Ovalle

Analista de Contenido @ Kushki

January 15, 2021

3 min read

Devolverle el control de sus procesos, sus marcas y sus clientes a los comercios para así incrementar su rentabilidad: ese es el objetivo de la plataforma de delivery chilena Justo. Como su nombre lo dice, buscan entregar términos justos y claros a los negocios que necesitan implementar sistemas de entregas de pedidos. Desde su fundación en 2018 y a pesar de incursionar en un mercado donde ya existían otros grandes jugadores como Rappi o PedidosYa, su fórmula ha superado expectativas: hoy cuentan con más de dos mil locales operativos y cada semana suman nuevos.

“Gracias a la tecnología, los consumidores cada vez se han vuelto más exigentes con las marcas. Tienen un poder de negociación mucho más alto que antes y eso hace que las empresas estén constantemente viviendo desafíos. En cuanto a atención y calidad, los usuarios demandan un servicio súper personalizado e inmediato, y a medida de que las compañías responden a estos requerimientos, los demás jugadores del mercado tenemos que irnos adaptando también”, señala Nicolás López Jullian, fundador y CEO.

Para hacer funcionar su fórmula, en Justo unen las tres verticales más importantes para hacer crecer un negocio: e-commerce, delivery y marketing digital, creando una plataforma integral autoadministrable, que permite a miles de comercios poder vender en línea, despachar pedidos y posicionar sus negocios en el largo plazo.

Los pagos y su rol clave dentro de la ecuación

En la visión de Justo y sus clientes, los pagos juegan un papel importante. “Para nuestros clientes es relevante que su plataforma de ventas en línea cuente con pasarelas de pago justas y seguras, tanto para ellos como para sus clientes finales”, explica Nicolás López Jullian. En esa línea, destacan que con una pasarela como Kushki evitan que se generen fricciones al minuto de la compra.

Justo partió en Chile, pero rápidamente han ido expandiéndose a Perú, Colombia y México, con miras a llegar a nuevos países en 2021. Es ese punto el que también hizo que valoraran el trabajar con Kushki. “Es una pasarela que no solo nos permite descansar en el proceso, sino que también nos acompaña en toda Latinoamérica”, dicen. Además, Justo se mueve rápido, por lo que la integración fácil y veloz es otro plus al minuto de lanzar operaciones en nuevos lugares.

No menos importante, también resaltan el servicio. “Kushki mantiene un monitoreo constante sobre las transacciones de Justo, con el objetivo de cuidar los negocios y la información de todos los participantes”, dice López. Los costos, simplicidad en la integración y la calidad de la documentación para desarrolladores son algunas de las razones por las que recomendarían Kushki. “También, por su cercanía y excelente disposición al trabajo en equipo con sus partners”, señala Araneda.

El futuro by Justo

Acorde a los fundadores de la plataforma, los hábitos de consumo cambian día y día y el hecho de que cada vez queramos comprar de manera más rápida y cómoda ya no avergüenza a nadie. El comercio por delivery que, con la llegada de la pandemia, se aceleró por obligación, hoy pasa a convertirse en una costumbre instaurada en nuestras vidas.

“Hoy el delivery ya es considerado como uno de los medios de compra favoritos para el consumidor, ya que les permite destinar más tiempo a otras tareas. Es un sistema que se quedará por muchos años más, pero tendrá que irse adaptando a las necesidades del mercado”, explica Nicolás López. Por lo mismo, seguirán apareciendo exigencias por parte del cliente final, como empaques amigables, mejores tiempos de respuesta, mayor calidad en los sabores y mejores experiencias de compra. Y no solo para los clientes, aseguran desde Justo, sino que los restaurantes también están muy pendientes de los nuevos hábitos de consumo y tecnologías que les permitan contar con un diferenciador en sus procesos de venta.

Más allá del delivery y coincidiendo con la mirada de Kushki, en la plataforma de pedidos creen que se avecinan cambios en el rubro de las ventas en línea en general. “Hay muchos procesos que aunque volvamos al presencial vamos a seguir prefiriendo. Por ejemplo el contactless. Independiente de que se esté yendo la pandemia, ya tenemos el sonido en la cabeza de que tenemos que cuidarnos y evitar contactos innecesarios con terceros, por lo que los consumidores seguramente van a comenzar a exigir que sus comercios favoritos les den esta opción de compra”, dice el CEO.

Y ahí, consideran que una buena experiencia de pago va a ir ganando cada vez más protagonismo: “Mientras más fácil, rápido y seguro sea poder pagar en un comercio, la experiencia será mejor para este sistema de compra presencial sin contacto”.

Would you like to keep up to date with our content? Subscribe to our mailing list.