Así avanza el proyecto de Ley Fintech en Chile

Magdalena Ovalle

Analista de Contenido @ Kushki

March 01, 2021

4 min read

La semana pasada se presentó en Chile el anteproyecto de Ley Fintech que venía trabajándose desde hace algunos meses en el país. Esto, en línea con otros países latinoamericanos como México y Brasil, que desde 2018 en adelante, ya han lanzado sus regulaciones en la materia.

Las leyes fintech buscan entregar un marco jurídico para todas las empresas de este tipo que operan en los países y que han empezado a aumentar rápidamente. En la región, se ha visto un especial crecimiento de esta industria, con más de 1.075 empresas fintech en total. De todos, Brasil es el más fuerte: tiene 489 entidades y un capital recaudado que alcanza los US $6.200 millones.

La regulación en Chile

Ya desde hace casi dos años, que en Chile se venía hablando de implementar una Ley Fintech. En 2018, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) comenzó a organizar instancias de consulta y discusión con actores de la industria, como FinteChile, donde contaron con la asesoría de distintos profesionales y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La comisión definitiva, integrada por las profesionales Ana María Montoya y Rosario Celedón, entregó hace algunos días el anteproyecto de regulación fintech para Chile. El documento propone legislar las plataformas de financiamiento colectivo o crowdfunding y los sistemas alternativos de transacción, entre otras entidades relacionadas al mercado de valores.

En palabras simples, el perímetro regulatorio incluye a estas figuras:

  • Plataformas de financiamiento colectivo o crowdfunding: es una plataforma física o virtual donde quienes tienen proyectos de inversión o necesidades de financiamiento difunden sus proyectos y se contactan con quienes tienen recursos disponibles para esas necesidades. Un ejemplo sería Cumplo o RedCapital.
  • Sistemas alternativos de transacción: es el lugar físico o virtual que permite a sus participantes cotizar o transar instrumentos financieros de oferta pública, y que no está autorizado para actuar como bolsa de valores o bolsa de productos. Acá se incluyen todas los entes que gestionan recursos de terceros para la compra de algún valor.
  • Enrutadores de órdenes e intermediarios de instrumentos financieros: se refiere a recibir y canalizar órdenes de terceros para la compra o venta de instrumentos financieros a intermediarios de valores, corredores de bolsa, etc.
  • Custodios de instrumentos financieros: se explica como poseer instrumentos financieros a nombre propio por cuenta de terceros, o mantener dinero o divisas por cuenta de éstos. Cualquier empresa que custodie algo por ti, por ejemplo una compañía que custodia criptomonedas, cabe dentro de esta categoría.
  • Asesores crediticios: aquellos que entregan recomendaciones a terceros respecto de las capacidades de pago de personas o instituciones. Son empresas que generan evaluaciones o score de riesgos.

Un impulso para la innovación

Para que el diseño de la regulación fintech chilena permita promover la innovación, el emprendimiento, la inclusión financiera, el desarrollo de las nuevas fuentes de financiamiento y el aumento de la competencia, la propuesta de Ley Fintech en Chile se sustenta en cinco pilares básicos:

  • Proporcionalidad, con exigencias diferenciadas y proporcionales en función de los riesgos inherentes de las actividades de cada entidad.
  • Neutralidad, sin asimetrías regulatorias entre las empresas que usen más y las que usen menos tecnología.
  • Integralidad, para que la regulación aplicable al crowdfunding cumpla su fin, debe regular los servicios conectados a la plataforma.
  • Flexibilidad, que debe permitir que coexistan distintos modelos de negocios y que éstos puedan ir cambiando en el tiempo, sin ir adaptando la ley.
  • Modularidad, donde la regulación debe reconocer que el servicio que tradicionalmente se prestaba se puede descomponer con la tecnología y, por lo tanto, pueden existir prestadores de servicios que sólo realicen un componente de la cadena de valor.

El anteproyecto de ley aún debe seguir discutiéndose y pasar a ser un proyecto formal que se ingrese al Congreso, donde debe pasar por las cámaras correspondientes, por lo que podría tardar un tiempo antes de promulgarse la legislación definitiva.

Actualizaciones en otros países

En México, existe una Ley Fintech desde 2018, que regula principalmente las instituciones de fondos de pago electrónico y de crowdfunding. Hace algunos meses, comenzaron a implementar un sandbox regulatorio, que es un espacio de experimentación que permite probar servicios financieros en un marco controlado y aprobado por los reguladores.

En enero de este año, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ya había recibido cinco solicitudes para operar bajo el modelo de sandbox, de las cuales tres se encuentran en trámite y dos han desistido.

Otro país que cuenta con un sandbox regulatorio, pero aún sin Ley Fintech oficial, es Colombia, denominado laArenera e implementado por la Superintendencia Financiera. Hace alrededor de cuatro meses, anunciaron que se podrían hacer proyectos pilotos con cripto activos en el sandbox. Algunas de las alianzas que calificaron fueron Banco de Bogotá con Bitso, y Bancolombia con Buda, quienes tendrán la posibilidad de testear sus modelos a partir de marzo.

Would you like to keep up to date with our content? Subscribe to our mailing list.